← Go back to resources | This resource is available in English, Spanish, Italian, French

Discernimiento en Común

Pasos para un proceso efectivo de discernimiento en común

Introducción al Discernimiento en Común

La Iglesia Primitiva enfrenta una decisión crucial … juntos

Hechos 15: 19-22.

Comentario: El problema estaba lleno de emoción y tensión. ¿Incluiría la Iglesia a los no judíos? O, ¿seguiría siendo un grupo dentro de la comunidad judía? El pasaje muestra cómo fue de importante el escuchar al otro, la disposición a oír sus puntos de vista, la capacidad de manejar de alguna manera los miedos y las tensiones y, en medio de todo eso: escuchar la voz del Espíritu.

Hay por lo menos 2 tipos de Discernimiento en Común

Discernimiento Situacional y Discernimiento Decisional

El discernimiento es cada vez más conocido y practicado en el mundo religioso, y las formas seculares también se están desarrollando. Hay diferentes tipos de discernimiento que ocurren en la vida de grupos e individuos.

El discernimiento situacional podría involucrar, por ejemplo, discernir el desafío secular en un país, la atmósfera en una comunidad o en una provincia, o incluso en toda la Compañía de Jesús. Implica la consideración de datos, peguntándose básicamente: “¿Qué está pasando en esta situación? ¿Cuáles son nuestras diferentes reacciones a eso? ¿Cuáles son las diferentes mociones que ocurren en nuestros corazones?” Discernir estas mociones es importante. Una provincia o comunidad puede estar básicamente en consolación, caso en el cual los pensamientos, reacciones e interacciones son confiables. Pero una provincia o comunidad puede estar, también, en una especie de desolación movida por los pensamientos diferentes que surgen de esa desolación. En ese caso, como sabemos por San Ignacio, no se puede confiar en el análisis de la situación cuando hay una situación de desolación.

Decisiones… Decisiones

Ignacio identifica tres tipos de situaciones de decisión. Una es cuando se tiene absoluta claridad de que una moción proviene de Dios (“sin dudar ni poder dudar”) que simplemente se confirma la decisión tomada. Otra es por la consideración de razones, donde se sopesan racionalmente los pros y los contras, desapasionadamente. En tercer tipo, dice San Ignacio, es cuando el grupo o el individuo se ven influidos por diferentes “mociones” y “tentaciones” interiores; en él la perspectiva de una decisión levanta fuertes reacciones y mociones del corazón, de la mente y del alma.

Apostolic Planning and Discernment

El discernimiento no es, en su esencia, una manera de tomar de decisiones o de resolver preguntas o problemas; el discernimiento es, fundamentalmente, una forma de ser. Se trata de ver cómo actúa el Espíritu Santo en nuestras vidas y en nuestro mundo. Se trata de aprender a sentir por dónde nos mueve el Espíritu y aprender a seguir esa dirección. Si aprendemos cómo sintonizar con su intención, entonces las decisiones sobre puntos concretos se harán más fácilmente. Por el contrario, si no hacemos la experiencia de discernir los sentimientos (“míos propios, que me vienen de mi propio querer y libertad” San Ignacio EE.32), las mociones (“que vienen de afuera y son del bien” EE.32) y las tentaciones (“que me vienen de fuera y son del mal” EE.32), entonces, no podremos decidir de acuerdo con esos espíritus. Pero probar los Espíritus es lo primero.

Esta distinción entre una simple “toma de decisiones” y las “reglas para discernir espíritus” tiene su base en los Ejercicios Espirituales de San Ignacio; allí las reglas para discernir los Espíritus están en una sección separada de las pautas para la elección.

Es fundamental evitar quedar atrapados en una visión mecánica que vea el discernimiento tan sólo como otro método. Es más profundo que eso. Es toda una forma de ser.

Por eso no podemos hacer un Plan Apostólico apropiado sin discernimiento.

3 Elementos clave del discernimiento en común VIDEO

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR

1. ¿Recuerde una decisión que tuvo que tomar personalmente? ¿Puede identificar elementos de discernimiento que estuvieron involucrados?

2. Recuerde una decisión tomada en un grupo. ¿Qué elementos de discernimiento – si los hubo- estuvieron involucrados? ¿Una persona dominaba? ¿Fue una decisión libre? ¿Cómo se sintió acerca de su papel y participación en el grupo?

etapa 1

LO QUE DEBEMOS HACER

1. Aclare la pregunta o problema a ser discutido.

2. Reúna a los interesados clave y bríndeles una formación rápida sobre el proceso.

3. Establezca los objetivos y las expectativas del grupo.

4. Aclare quién tomará la decisión final, el grupo o una sola persona.

” El discernimiento en común es la condición previa a una planificación apostólica en todos los niveles de la estructura organizativa de la Compañía de Jesús”.

P. Arturo Sosa, Carta 27 de septiembre de 2017

IDEAS PRINCIPALES

Al comienzo de cualquier Discernimiento en común es crucial aclarar la pregunta, necesitamos entender el contexto, tener clara la misión y asegurarnos de que el problema requiera un Discernimiento en común.

Una vez que la pregunta o problema está claro, podemos decidir quién debe participar en el proceso. Las personas serán expertos en este tema en particular; pueden ser jesuitas, laicos, mujeres de otras órdenes religiosas, fe y cultura. Para algunas personas podría ser su primer Discernimiento en común, y antes de comenzar necesitarán que se les enseñe (brevemente, 1 hora) los conceptos básicos de Conversación Espiritual y Libertad Personal. Los otros ejercicios descritos en estos documentos se pueden realizar paso a paso, incluso por primera vez. Para hacer que el grupo funciones y esté familiarizado con el Discernimiento en común, se sugiere realizar un ejemplo o simulacro de discernimiento para un tema simple (ejemplo: ¿dónde deberíamos ir a cenar?); esto asegurará que las personas conozcan los pasos del proceso y lo que les espera. El grupo estará más unido y cómodo a medida que avance en el proceso.

La función y los objetivos del grupo deben establecerse al principio, lo que se espera del grupo, qué seguimiento se requerirá y qué se necesitará.

Antes del comienzo de cualquier Discernimiento en Común es importante dejar clara la cadena de autoridad: cuál es el rol del grupo y quién tomará la decisión final; si el grupo decidirá por consenso o la persona a cargo tomará las sugerencias del grupo y hará la decisión final. Cuando se establece un grupo, hay que prestar atención a posibles conflictos que puedan afectar su funcionamiento, como por ejemplo si un empleado puede no sentirse cómodo expresando con libertad su sentir u opinión delante del superior directo. Si no se pueden evitar los conflictos, se recomienda utilizar algunas herramientas como plantillas de comentarios anónimos.

VIDEO: Elementos clave Liderazgo

CÓMO

“El discernimiento es la clave para navegar en un mundo aparentemente rígido”

Papa Francisco

 

Aclare la pregunta

    • Cinco ¿por qué?: excavar al menos 5 niveles de profundidad en la cuestión a ser discernida, preguntándose “por qué” para ayudar a aclarar el problema.
    • Five Ws, One H: cubre los conceptos básicos y te ayuda a comprender la situación y el contexto.

Reúna y forme interesados clave

    • Libertad interior -> ¿Qué aconsejaría a otro?
    • Escuchando -> Conversación espiritual
    • Misión -> Nombre la gracia que se pide
    • Unión de corazones -> Historia Línea

Establecer objetivos grupales

    • SMART (Specific, Measurable, Achievable, Relevant, Time-bound): específico, medible, alcanzable, relevante, limitado en el tiempo.
    • Identidad-Vocación-Misión: ¿Quiénes somos? ¿A qué se nos llama? ¿Cómo responder a la llamada?

Clarifique quién es el que toma las decisiones finales

    • Aclare la autoridad relevante. Aclare el poder del grupo y su autoridad.
  •  

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR

1. ¿Entiendo el problema correctamente? ¿Se necesita un Discernimiento en Común? ¿Soy completamente capaz de dirigir todo el proceso? ¿Necesito ayuda externa, facilitadores? ¿Necesito recursos o materiales adicionales?

2. ¿Estoy dispuesto a entrar en todos los aspectos del Discernimiento en común? ¿Soy libre de ingresar al proceso? ¿Tengo alguna preferencia personal?

etapa 2

Recopilación de datos

Back to menu ↑

LO QUE SE DEBE HACER

1. Recopilar información relevante

2. Llevar a cabo análisis y reflexión

3. Presentar la información y el análisis a los miembros del grupo

4. Pasar tiempo en la oración personal

 

” …se debe contar con la información completa, de calidad y al alcance de todos sobre la materia a tratar. El buen discernimiento depende del conocimiento preciso de la materia sobre la cual se quiere hacer elección y de cuál es el resultado esperado de un camino tan exigente y complejo. De este modo se evita la banalización de llamar “discernimiento” a cualquier modo de justificar decisiones pequeñas o grandes.”

P. Arturo Sosa, Carta 27 de septiembre 2017

IDEAS PRINCIPALES

El discernimiento requiere que los participantes tengan a la mano información confiable y relevante para el tema en cuestión. Esto inevitablemente requiere un poco de esfuerzo para reunir los datos necesarios. Dichos datos incluyen no solo hechos y cifras, o aportes de expertos. Igualmente importante, también deben incluir puntos de vista, sugerencias, comentarios e incluso respuestas afectivas de consuelo y desolación, especialmente entre los más afectados por el tema en cuestión. También se debe prestar especial atención a las voces y experiencias de las personas marginadas. Muy a menudo, tales experiencias no se expresan directa ni verbalmente. Por lo tanto, la consulta incluye hacer observaciones con un espíritu de sensibilidad pastoral y escuchar con el corazón.

Después de la recopilación de datos, se debe llevar a cabo un análisis preliminar. Esto puede incluir el examen de las implicaciones de los datos, observando los puntos significativos o sorprendentes, observando los temas recurrentes o haciendo comparaciones y proyecciones. Los procesos de recopilación y análisis de datos a menudo son iterativos: las ideas provenientes del análisis a veces apuntan a la necesidad de otra información. Sin embargo, dado que no es posible llegar a una información y análisis completos, se debe establecer un límite de tiempo para estos pasos. Cuanto mayor sea la claridad en la identificación de la pregunta a ser discernida y los objetivos propuestos, más enfocada será la recopilación de datos y el análisis. Sobra decir que aquellos que llevan a cabo la recopilación de datos y el análisis deben hacerlo con un espíritu de indiferencia, apertura y docilidad al Espíritu de Dios.

Se debe enviar un resumen de la información clave y las ideas principales del análisis a todos aquellos a quienes se les ha pedido participar en el discernimiento. Se debe dar el tiempo adecuado para que cada persona reflexione y ore con esos insumos, y también dar tiempo y espacio para buscar aclaraciones sobre la información, cuando sea necesario. Es importante darle a los participantes puntos de orientación para la oración, incluidas preguntas específicas para su consideración orante.

VIDEO - Obstáculos en el discernimiento en común

CÓMO

“El mayor valor de una película es cuando nos obliga a notar lo que nunca esperamos ver.”

John Tukey, Matemático Americano

Recopilar información relevante

  • Recopilación de hechos básicos y cifras de fuentes confiables
  • Aportes de expertos en la materia
  • Mapeo de actores clave
  • 360-feedback
  • Entrevistas y grupos de enfoque
  • Encuestas
  • Conversaciones informales
  • Observación

Llevar a cabo análisis y reflexión

  • FODA -> Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas
  • PESTLE (Political, Economic, Social (including religious and cultural), Technological, Legal, Environmental trends) -> Señales de los tiempos: tendencias políticas, económicas, sociales (incluidas las religiosas y culturales), tecnológicas, legales y medioambientales.
  • Árbol de problemas -> Problema, causas raíz, consecuencias
  • Análisis de impacto -> Impacto a corto y largo plazo de un evento, y de las acciones alternativas
  • Análisis histórico -> Comprender la evolución histórica del problema
  • Análisis de costo-beneficio -> Costos y beneficios potenciales de un evento o acción propuesta
  • Pros y contras -> Enumerar los aspectos positivos y negativos de cada opción, en relación con los objetivos que se establecieron en el paso anterior
  • Ciclo pastoral -> Ver, juzgar, actuar
  • Luces y sombras -> ¿Cuáles son las luces y sombras?
  • Observación general -> Examinar las implicaciones de los datos, los puntos significativos o sorprendentes, los temas recurrentes, las resonancias y las tensiones; o hacer comparaciones.

Presente la información y el análisis a los miembros del grupo

  • Resuma los datos y el análisis en un informe breve, y distribúyalos entre los miembros del grupo

Pase tiempo en la oración personal

  • Textos de las Escrituras
  • Pautas para el discernimiento de espíritus
  • Proceso sugerido y preguntas para la oración (coloque las preguntas a continuación, en la página detallada, en lugar de esta página principal):

1) ¿Se siente sesgado (no indiferente) acerca de algo? Si es así, ¿cuál es la causa?

2) ¿Qué le provoca alegría y esperanza en este proceso?

3) ¿Qué le está causando confusión o angustia?

4) ¿Cuál siente que es la llamada principal de Dios?

  • Escriba las ideas o frutos de la oración personal.
 
  •  

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR

¿Qué queremos averiguar?

¿De dónde vendrán sus datos?

¿Quiénes son los usuarios finales de los resultados de sus análisis?

¿Qué visualizaciones de datos debe elegir?

¿Comprendo los datos?

¿Te sientes parcial respecto a algo? Si es así,

¿cuál es la causa?

¿Qué te trae alegría y esperanza aquí?

¿Qué le está causando confusión o angustia?

¿Cuál sientes que es el llamado principal de Dios?

etapa 3

Discusión y decisión provisional

Back to menu ↑

LO QUE SE DEBE HACER

1. Reunir en grupo y revisar rápidamente los frutos de la oración

2. Refinar el problema

3. Proponer opciones si hay una decisión que tomar

4. Oración personal

5. Buscar consenso emergente

6. Darle tiempo a la confirmación

IDEAS PRINCIPALES

Cuando los miembros del grupo se han tomado el tiempo para orar con toda la información recibida sobre el asunto planteado, compartir los frutos y las mociones espirituales permitirá a todos percibir lo que, para el grupo como un todo, parece tener más peso e importancia en la decisión que se debe tomar.

Este ejercicio puede llevar al grupo a querer reconsiderar la pregunta planteada o reformularla de manera más precisa.

Llega el momento de buscar los “pros” y los “contras” o, como propone San Ignacio en los Ejercicios: las “ventajas” y “desventajas” para cada una de las opciones o alternativas consideradas. Este ejercicio se hará siempre manteniendo ante nuestros ojos la identidad, la vocación y la misión del grupo y, aún más, debe considerar en última instancia “el mayor servicio y alabanza de Dios”. Al compartir en común, se invita a una escucha cualificada y una profunda libertad interior, teniendo cuidado de “pararse como la aguja de una balanza” y, a partir de ahí, prestar atención a las razones y los movimientos internos (mociones) que hacen inclinar a las personas y el grupo por uno u otro camino.

En el tiempo personal que sigue, todos serán invitados a hacer su elección. Al expresarlo, con sus razones, el grupo buscará llegar a un consenso. Será bueno recordarles a todos la diferencia entre el consenso y la unanimidad. En consenso uno busca percibir qué mueve al grupo como tal (Cuerpo Apostólico), más allá de las opiniones personales.

La decisión que emerge se considerará primero como provisional. Se necesitará tiempo para presentarla al Señor para que Él pueda confirmarlo con la paz y la alegría que da. La elección, en los Ejercicios individuales, se confirma con la contemplación de la pasión y la resurrección de Cristo. Ejercicios alrededor del misterio pascual son apropiados para sentir que Cristo recibe las elecciones hechas como una participación en su propia misión de salvación.

CÓMO

 

Quien preside el proceso trata de “leer un consenso” y lo pone a prueba contra el grupo. Si no hay un consenso claro, el presidente puede buscar áreas de consenso. En esta coyuntura, puede ser útil un debate abierto. Como último recurso, el grupo puede decidir por votación.

Únete para compartir
  • Conversación espiritual

Pros y contras (4 columnas)

  • 4 columnas
  • Triz
  • Nombrar la gracia pedida

Oración personal

  • Puntos de oración:
  • Textos de las Escrituras

Buscar el consenso emergente

  • Comentarios anónimos
  • Encuesta extraoficial

Darle tiempo a la confirmación

  • Conversación espiritual
 

Lineamientos para la Conversación Espiritual

Para los miembros del grupo

1. Elige a alguien para ser el que mide el tiempo. (Vea abajo)

2. Cuando una persona está hablando, los demás están en silencio.

3. Escuchar con atención, devoción y reverencia.

4. Acepta lo que se dice con gratitud. Cada persona es experta en su propia experiencia.

5. Está bien no estar de acuerdo, pero esto no se debe expresar hasta la segunda ronda de intercambio.

6. Comparte lo que puedas y lo que quieras compartir.

7. Comparte brevemente y claramente.

8. El pequeño grupo no es el lugar para resolver problemas.

9. Los tiempos de silencio son apropiados y necesarios. No te precipites a llenar el silencio.

10. Mantén confidencial lo que se comparte.

11. Cuando hablas usa “yo”; no uses “nosotros” o “vosotros”.

Para el que mide el tiempo.

Antes de que comience el grupo: dígales a todos a qué hora se terminara. Diga cuánto tiempo, aproximadamente, cada uno tendrá para compartir durante la primera ronda. Por favor, manténgase en el tiempo asignado para que todos tengan la misma posibilidad de compartir.

Al comienzo de la reunión, se pueden asignar alrededor de 10 minutos para la introducción del proceso, seguidos de 30 minutos a 1 hora para la oración personal y la revisión de las propias reflexiones sobre las Preferencias Apostólicas Universales. (Ver anexo “Preferencias Apostólicas Universales: preguntas para la oración y la reflexión”). Después de este tiempo de oración personal, el grupo puede comenzar las tres rondas del intercambio.

Las tres rondas del intercambio

Primera ronda. Uno a la vez, cada persona comparte el fruto de su oración. Los otros escuchan atentamente. Durante esta ronda no hay interacciones entre los participantes, excepto para pedir una explicación sobre una palabra o frase, si es necesario. Mientras escuchas, sé consciente de cómo te mueves, de cuando sientes armonía con los demás o cuando sientes tensión, y de lo que te choca cuando los demás comparten.

Reflexión silenciosa (quizás cinco minutos) sobre lo que se ha compartido y tu respuesta afectiva.

Segunda ronda. Quien lo desea puede compartir los frutos de este momento de reflexión silenciosa. Esto será seguido por un momento de diálogo sobre cómo el intercambio de otra persona te ha afectado o te ha dado una perspectiva más profunda o nueva.

Reflexión silenciosa (quizás cinco minutos) seguida de un intercambio sobre temas comunes o puntos importantes que están surgiendo, así como, en caso, las divergencias de opinión.

Tercera ronda. Recolectando el fruto del ejercicio, cada persona, si lo siente, puede orar en voz alta agradeciendo a Dios o pidiendo una gracia específica.

Evaluación corta (tal vez cinco minutos) sobre cómo procedió el grupo.

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR

  • ¿Estoy en paz con esta decisión?
  • ¿Estoy a gusto ahora, especialmente si lo que antes consideraba el mejor curso de acción no es el elegido por el consenso del grupo? ¿O estoy incómodo?

etapa 4

Decisión y acción

Back to menu ↑

WHAT WE NEED TO DO

1. Tomar la decisión final.

2. Implementar algunas acciones.

3. Evaluar el progreso continuo.

IDEAS PRINCIPALES

El grupo de que discierne tiene ya una propuesta de decisión. Si ha funcionado bien, el fruto conseguido no es solo una respuesta textual a una pregunta, sino un estado de verdadera indiferencia; es decir: apertura a la voluntad de Dios y la capacidad de aceptar diferentes buenas opciones, ya que el discernimiento generalmente consiste en elegir una de varias buenas opciones. Ahora es el momento de que la autoridad competente tome la decisión final. Esta persona debe tener en cuenta todo el proceso que ha estado sucediendo, pero también debe sentirse libre ante la decisión final. Esta persona es responsable de interpretar la voluntad de Dios en el proceso que el grupo que discierne ha atravesado. El responsable de la toma de decisiones debe explicar bien por qué toma esa decisión y comunicarla adecuadamente.

La implementación es un momento muy importante. El líder, junto con su grupo de liderazgo, necesita decidir qué acciones darán cuerpo a la decisión tomada y comenzar tan pronto como sea posible para sacarlas adelante. El discernimiento toma tiempo para reflexionar, es un momento de prudencia y una cuidadosa consideración de la información y los sentimientos internos. La implementación es el momento para la acción directa. Requiere una actitud nueva y activa. Este es el momento del líder. Esta persona necesita tomar acciones claras, en el momento correcto, para alcanzar los objetivos establecidos. Cuando esto no sucede, las personas pueden sentirse desorientadas y desanimadas.

La evaluación tiene lugar después de que ya se han implementado acciones significativas y cuando el grupo puede tener una idea clara de lo que está sucediendo. Tiene que suceder en el momento correcto. Podría haber riesgo de hacerlo demasiado pronto, cuando todavía no podemos juzgar los efectos de las acciones implementadas. La evaluación mira los objetivos y metas establecidos, pero también mira los objetivos internos como el compromiso, la esperanza, la resistencia, la solidaridad … para ver si también hay crecimiento en estas áreas o no. En ese sentido, necesita evaluar los datos que el grupo puede reunir. Pero nuevamente necesita profundizar en las mociones internas. La evaluación implica una vez más el discernimiento, y después de considerar los datos recopilados puede recuperar la atmósfera de discernimiento que permite compartir las mociones internas personales.

CÓMO

 

Decisión definitiva

  • Ciclo de poder:
  • Vida Muerte Rersurrección:
  • Indiferencia

Celebrar la decisión final como una manera de recibir / afirmar la consolación recibida, ya que hemos escuchado la voz del Espíritu.

Comunicar de manera adecuada a los diferentes interesados clave ​​(personas que han participado y aquellos que participarán en la implementación) la decisión final. Esta comunicación debe incluir no solo la decisión como tal, sino las motivaciones para ello y la forma en que procedió el grupo.

Implementar

La implementación será diferente según los campos a los que pueda hacer referencia.

La comunicación de la decisión, así como la forma en que debe llevarse a cabo y los valores que queremos promover, debe ser clara para las personas que participarán en la implementación.

Siempre se requiere algún tipo de acompañamiento y retroalimentación de lo que se está haciendo.

  • Plan de comunicaciones
  • Plan de recursos
  • Objetivos SMART
  • Gestión del cambio

Evaluar

Incluye dos pasos: 1) Recopilar datos objetivos que cubren las áreas principales de la implementación, 2) tener tiempo para la oración y la conversación espiritual en la que el grupo comparte las mociones internas (consuelos y desolaciones) sobre lo que finalmente ha sucedido. Los dos pasos son importantes y pueden llevar a tomar nuevas decisiones.

  • KPIs
  • Encuestas
  • Tarjetas de resultados equilibradas
 

Pin It on Pinterest